• Medios

La ventana digital hacia el médico del futuro



Un software, al que podrán acceder de forma gratuita y exclusiva todos los médicos españoles, permite agrupar todas las tareas del día a día de los profesionales (incluida la asistencia a congresos) en un solo sistema.

(Fuente: www.consalud.es)


Sobre la mesa de trabajo del médico, un vademécum con cientos de páginas. Éste, a su vez, encima de una carpeta con historiales médicos, colocados, al mismo tiempo, junto a la documentación requerida para acudir al próximo congreso y a escasos centímetros del último número de la revista científica a la que está suscrito. Se trata de una imagen del presente, que en poco tiempo comenzará a ser cosa del pasado, con la llegada de las nuevas ventanas digitales que transportarán al médico hacia el futuro. De hecho, ya hay herramientas que permiten que todos estos materiales quepan en la palma de la mano del facultativo.

El software dispone de un sistema de correo electrónico, una red social, un vademécum y 250 calculadoras médicas ordenadas por especialidades

Una de ellas, llamada MedLab.email, llegará a todos los médicos españoles, pues ha sido impulsada por la Organización Médica Colegial (OMC) con la finalidad de que “todos los médicos tengan a su disposición material de uso común y manejo sencillo en una sola aplicación”, según señala el presidente de la institución, Juan José Rodríguez Sendín.

Como explica a SaluDigital.es Arni Giraldo, director de desarrollo de MedLab Media Group, la startup que ha desarrollado este software, que será de acceso gratuito y exclusivo para los facultativos y cuya financiación privada está libre de injerencias de la industria farmacéutica, la idea es crear una plataforma revolucionaria, capaz de “responder a las necesidades de los médicos, facilitarles su desarrollo profesional y ofrecer todas las herramientas necesarias para su día a día”.

Tras entrar con su clave a la web del sistema (aún no dispone de una app, pero la web tiene un diseño ergonómico para manejarse desde el móvil), el médico accede a una plataforma con múltiples secciones. Entre ellas, un servicio de noticias, con una información diaria relativa a la actualidad referente a su especialidad.

El software también dispone de un servicio de correo electrónico, “donde el médico puede integrar todas sus cuentas externas y acceder fácilmente y sin que le aparezca ningún tipo de publicidad”, así como una red social, llamada Medanet, que le permitirá compartir con otros profesionales (incluso de otros países) casos clínicos concretos o información que quiera intercambiar.

Tampoco es necesario que el facultativo salga del sistema para acceder a un vademécum (un diccionario farmacológico) gratuito y a un módulo que cuenta con hasta 250 calculadoras médicas para la toma de decisiones clínicas ordenadas por especialidades. “La plataforma lleva incorporado todo lo que hemos querido que esté", añade Sendín. HISTORIA CLÍNICA REVOLUCIONARIA

La historia clínica electrónica permite crear alertas para que se activen protocolos clínicos en caso de que el software detecte datos anómalos de los pacientes

Más allá de estos aspectos, sin embargo, la herramienta cuenta con dos elementos estrella que pueden suponer un antes y un después en el día a día del médico. El más importante, sin duda, es el apartado Medysoft, un sistema de gestión, que permite incluir las historias clínicas de los pacientes que trata el facultativo, codificar patologías y crear alertas de detección de interacciones, alergias e intolerancia de fármacos a partir de los mismos datos del paciente.

Juan José Torres, vocal del Colegio Oficial de Médicos de Badajoz, asegura que a través de cualquier terminal se puede acceder a la historia clínica del paciente y nutrirla con datos en cualquier momento, siempre de forma segura. “La gran ventaja es que este módulo ayuda al médico a reducir su incertidumbre, porque le ayuda a conocer las interacciones de los distintos fármacos que puede tomar su paciente”.

Pero, como añade Torres, el sistema no permite hacer sólo medicina reactiva “donde el paciente viene y se le receta algo”, sino que promueve la medicina proactiva, puesto que “el software está analizando constantemente los datos del paciente de forma que, por ejemplo, en el caso de que detecte que se están dando rasgos propios de la obesidad, se activa un protocolo para su seguimiento, con los pasos que ha de dar el médico. Todo ello aunque el paciente haya acudido a la consulta por otro motivo”. Y como esto, se pueden establecer hasta 25 protocolos clínicos diferentes.

📷 Por otro lado, el software de análisis permite estratificar a los pacientes, elaborando informes estructurados sobre los mismos, para que el médico pueda saber la información fruto de su práctica clínica. “En un momento dado podemos pedirle al sistema, por ejemplo, que nos diga cuántos pacientes de 6 a 14 años están en seguimiento o cuál es la carga patológica de los pacientes que tenemos registrados”.

Los desarrolladores aseguran estar ya en contacto con plataformas como IBM Watson y Brain Tree, para introducir inteligencia artificial y que el sistema pueda, a partir de los mismos datos, llegar incluso a ofrecer posibles diagnósticos de los pacientes.

CONGRESOS ONLINE

Aunque, por el momento, este módulo será especialmente útil para los médicos que monten su propia consulta y quieran usar este sistema de gestión, Giraldo asegura que están abiertos a poderlo implementar en hospitales, donde los médicos puedan intercambiarse estas informaciones de forma “fácil y ergonómica” o incluso en comunidades autónomas al completo, “porque ya sabemos que los sistemas de gestión cuestan millones de euros y no suelen ser interoperables”.

Los desarrolladores no descartan incluir el reconocimiento de voz en el sistema, para que el médico pueda anotar datos sin mirar el ordenador mientras trata con el paciente

Junto al sistema de historia clínica electrónica, la otra gran aportación de MedLab.email es el apartado de Congresos Online. Un módulo que permite a las sociedades científicas diseñar congresos médicos virtuales con características prácticamente exactas a los congresos de presencia física (con conferencias, presentación de investigaciones y casos clínicos, etc.).

Para Mónica Terán, vocal de médicos en Formación de la OMC, esto ayudará a "los médicos jóvenes en precario" a continuar su formación, ya que los precios de los congresos online serán muy inferiores a aquellos que se celebran de manera presencial. Los creadores de esta innovadora tecnología están seguros, además, de que la llegada de este sistema a las consultas no supondrá una mayor tendencia a que el médico dedique más tiempo aún al ordenador que al paciente, sino al contrario. “La idea es que, al tenerlo todo tan fácil, el médico pueda levantarse de su silla y atender al paciente”, indica Giraldo.

De hecho, de seguir avanzando, está previsto incluso que el sistema cuente con reconocimiento de voz, para que “los datos vayan directamente al lugar donde el médico los quiete incluir”, aunque se trata de una posibilidad en la que los desarrolladores aún están trabajando.

En este momento alguien busca lo que tú vendes pero no encuentra tu puerta...

logolabisagra.net